Lo que no digo en Twitter - Peliculas Gay

Novedades

Peliculas Gay

Todo sobre peliculas gay, lesbicas, trans, bisexuales y queer.

Post Top Ad

Necesitamos de tu ayuda para poder seguir en línea. ¡Dona! --->

Post Top Ad

enero 29, 2010

Lo que no digo en Twitter


Hoy estaba lloviendo en Caracas y salí tarde de la casa. Coño, es viernes y voy otra vez de traje y corbata. Que le vamos a hacer...

El metro no está tan lleno de gente como creía. Lo que si me sorprende es que hay muchos ancianos. Una vieja casi me lleva por el medio cuando le toco salir. Con cara de terror se abalanzó hacia la puerta donde yo estaba. Si le tienen miedo al metro, ¿por que se montan?

Llego un poco tarde al trabajo. Da igual, aun no tengo personal, aunque hay mucho por hacer. La gente no me ve raro porque ande de traje, sin embargo hago la nota mental que debo comprarme ropa "sport de negocios" para ir los viernes. Antes de llegar a la puerta de mi oficina me topo con el chico lindo. Hoy trajo una chaqueta blanca, jeans y unos zapatos bien bonitos. Es extraño, hay días en que el cabello le luce castaño claro y otros en los que le luce negro. Debe ser que cuando lo tiene mojado le cambia de color. También me conseguí con uno de los muchachos de la limpieza, le di los buenos días y el me respondió "buenos días doctor". Odio que me digan doctor, porque doctores son los médicos y los que han hecho doctorados. Los contadores somos licenciados, y odio que me digan así también. Me hacen sentir como si tuviera 50 años.

La mañana fuer rutinaria. Bueno, lo único no rutinario fue que me enteré que yo mismo voy a tener que empezar a buscar mi personal hasta de RRHH se reacomode (que espero sea pronto). Me va a costar un mundo entrevistar a la gente. Soy demasiado tímido. A ver como me las ingenio. Espero ser lo mas inteligente y justo posible en la selección del personal.

Salí a comer. Hoy no me tocó comer solo. Volví a comer con una amiga que trabaja cerca de mi trabajo, esta vez fuimos a un restaurante chino. Me encanta la comida china, pero odio la japonesa (detesto el pescado crudo). Quedé sorprendido porque el mesonero era un chinito super lindo. Lo detalle bastante. Obviamente era flaco, flaco, flaco, pero con una carita menudita y nariz pequeña. Parecía extraído de un Yaoi. Nosotros le entendíamos sificiente como para pedirle unos tallarines con pollo, carne y mariscos, una ración de lumpias, arroz y lomito salteado con vegetales. Y el nos entendía lo suficiente como traérnoslo.

Me agarre media hora mas de lo debido en el almuerzo. Pero no me estoy dando mala vida. Ya me comí las verdes en los demás trabajos ahora me voy a comer las maduras.

La tarde pasó sin mayor novedad. Solo que al final de la tarde, ya a la hora de salir un grupo de estudiantes estaba manifestando en la calle que pasa por al lado del edificio donde trabajo. Gritaban consignas y los carros tocaban corneta al clásico ritmo de "ni un paso atrás" que ha caracterizado esta década en este país. Uno no puede más que sentirse orgulloso de los estudiantes, que se han echado al hombro la gran responsabilidad de interponerse entre la dictadura comunista y las cada día mas debilitada libertad. Es increíble como chamos que no cuentan con más de dos décadas de vida, que si apenas tendrían unos 8 o 9 años de vida cuando esta pesadilla inició, están ahora sacando; con valor, la cara por todo el país, pagando con su sangre y con sus vidas la osadía de desafiar al dictador. A propósito, no se cuanto tiempo más dure el Internet en mi país, ya el dictador dio la orden de arremeter en contra de esta tecnología. Pero mientras, pueden seguir contando con el blog de este humilde servidor.

Me quedo un rato hasta que el grupo de chamos sigue su camino, entonces decido seguir el mio. Curiosamente en el metro no había mucha gente. Debe ser a causa del opio nacional: el maldito béisbol, el pan y circo de este pueblo ignorante. En una estación entra un hombre joven pero esquelético, cojeando y con el brazo derecho inmóvil. Pide dinero y relata que poco mas de un año sufrió un ACV (accidente cerebro vascular) que le inmovilizó el lado derecho del cuerpo. Explica que no puede trabajar y que el sabía que todo el mundo tenía sus propios problemas, pero solicitaba cualquier ayuda que le pudieran dar. Por un momento dudo en que si será verdad o será mentira lo que relata. Conociendo este miserable país y su gente, calculo un 98% de probabilidad de que el cuento es mentira.

Pero igual decido darle plata, porque por experiencia propia sé lo que se siente haber sufrido esa situación, lo triste que es sentirse como un inútil y lo difícil de la recuperación. Saco 5 bolívares del bolsillo y se los doy dando gracias a dios por haberme ayudado a sanarme completamente. Dos tipos con pinta de obreros borrachines que están sentados enfrente de mi me ven con cara de "que idiota, le dio plata". Pienso, "quizás 5 bolívares es mucho para ustedes, pero para mí, en este preciso momento, no significan nada. Solo quizás un boleto multiabono del metro o la propina que le dejé hoy al chinito que me sirvió la comida en el restaurante hoy". La falta de solidaridad del venezolano no conoce límite, quizás es verdad aquél dicho que reza: "todo pueblo tiene el gobierno que se merece". Al final de cuentas me bajo tranquilo del vagón. Si el tipo no sufrió del ACV y está engañando, el es el que está jodido. Yo por lo menos hoy no me voy a acostar pensado que le negué 5 miserables bolívares a otro ser humano.

Pasé por el centro comercial. Obvio, hoy por ser quicena y además viernes estaba abarrotado de venegorditos con sus "culitos", chicos muy lindos, adolescentes alebrestados y gente tratando de olvidarse de la delincuencia, el racionamiento, la devaluación, el cierre de canales, la pérdida de la libertad y toda la mierda que compone este hilacho de país. Pasé en frente de una tienda de ropa de niños en donde ya están vendiendo disfraces para carnaval. Recordé que ya el 1 de febrero empieza el mes de las locas, 28 días en que no parecen tan anormales y pueden salir vestidas de Britney para la calle. Una especie de redición del Día del Orgullo Gay tropicalizado.

Seguí mi camino a la casa. Al fin y al cabo, solo, es mi poco lo que se puede hacer. Si se preguntan si pasé por la panadería la respuesta es: no. Ya tengo suficiente pan y tampoco estaba de ánimo para ver masoquistamente lo que nunca voy a tener pero sueño muy a menudo.

El resto, bueno, me siento aquí a escribir esto y a esperar que pase un poco más la noche para irme a descansar.

4 comentarios:

  1. Concuerdo con esa nota mental de compra. Los trajes aprisionan el alma. Abajo la timidez, mira que necesitas equipo para que no te cargues todo el trabajo tu. No puedo expresar lo orgulloso que me siento de eso de "No me estoy dando mala vida" me agrada saber que te estas tomando las cosas con calma. Esta muy bien lo que hiciste por el señor. A mi me pasa igual en mi hueco. Mil cuentos que no se saben si es verdad o es mentira. Para mi solo cuenta la ayuda que le estoy dando a alguien. Y bueno, a seguir adelante. Quiero un post sobre metas, recuerda lo que te dije.

    "Una meta es sencillamente la respuesta a la pregunta ¿Que quiero?"

    Un abrazote.

    Teo.

    P.S: No me conecte porque estaba viendo 30 Days of Night. Vampiros de verdad y mucho mello.

    ResponderEliminar
  2. Febrero no es solo el mes de las locas, también es el mes de MI cumpleaños! =) Un abrazote amigo!

    ResponderEliminar
  3. Deberias contratarme... Aunque mejor no, quien sabe si aparezco aqui tipo: "Pille a mi asistente escribiendo mariqueras en la computadora y decidí botarlo" jajajajajajaJAJAJAJAJA Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Teo: Un post sobre metas... Vere que puedo hacer, jejejejeje. Pero si, es hora de tenerlas. Y ajaaaa, viendo pelis de mello!! Tengo que ponerme al día con tus pelis!

    Abracho

    Sandum: Cumples en febrero!! Eres acuario, ya todas las piezas empiezan a encajar! jajajajajaja. Mentira vale, toy bromeando.

    Y yo no soy asi de malo como jefe vale. Además no es trabajo de asistente, son auditores internos. Y nunca botaria a alguien por eso, mientras la gente cumpla con su trabajo, no me importa lo que escriba o deje de escribir. De verdad que no soy un jefe ogro. Lo único es que si quieren ecuchar musica, deben hacerlo con audifonos, porque si no la oficina se convierte en una guerra de minitecas: uno con vallenato, el otro con rock, el otro con reggueton. Como para enloquecer.

    ResponderEliminar

Post Top Ad

IMPORTANTE: Si tienes alguna duda o pregunta sobre el funcionamiento del blog (acortadores de link, reproductores de video, etc.) no dudes en visitar la sección de ayuda haciendo clic aqui