El matrimonio es un derecho humano, no un privilegio de los heterosexuales. - Peliculas Gay

Novedades

Peliculas Gay

Todo sobre peliculas gay, lesbicas, trans, bisexuales y queer.

Post Top Ad

Necesitamos de tu ayuda para poder seguir en línea. ¡Dona! --->

Post Top Ad

junio 17, 2010

El matrimonio es un derecho humano, no un privilegio de los heterosexuales.


Como se acerca el día del padre, voy a escribir dos opiniones que guardan relación entre si, y a su vez con el día del padre. Este es la primera de las dos opiniones, la otra la voy a dejar para otro día.

Hace un par de semanas; quizás más, un buen amigo me envió un artículo sobre un tema que quizas a muchos de nosotros, los homosexuales, nos interesa o por lo menos nos afecta. Hablo de los matrimonios entre personas del mismo sexo.

Hay un inmenso aparato jurídico a nivel mundial que ha impedido el ejercicio de plenos derechos civiles en relación con este tema. Todo el poder de las iglesias a nivel mundial han logrado impedir que en la mayoría de los países del mundo se legalice el matrimonio entre personas del mismo sexo. Pero esto señores, no es un asunto religioso, sino político.

Los argumentos que esgrimen los que se oponen a este tipo de matrimonio son de carácter religioso, aun cuando en la mayoría de los países civilizados del mundo los estados tienen carácter seglar. No se puede confundir la religión con las políticas ya que la ley de Dios, no es la ley de los hombres.

¿Por que digo esto? A ver, creo que es mejor que lo explique con algunos ejemplos. Encontré una carta enviada por una radioescucha a un programa cristiano emitido en Estados Unidos. La carta habla por si sola y demuestra a carta cabal lo que quiero puntualizar. La pueden leer a continuación:

"Gracias por dedicar tantos esfuerzos a educar a la gente en la Ley de Dios. Yo mismo he aprendido muchísimo de su programa de radio e intento compartir mis conocimientos con todas las personas con las que me es posible. Por ejemplo, cuando alguien intenta defender el estilo de vida homosexual me limito tan sólo a recordarle que el Levítico, en sus versículos 18:22, establece claramente, que la homosexualidad es una abominación. De todas formas, necesito algún consejo adicional de su parte respecto a algunas otras leyes bíblicas en concreto y cómo cumplirlas:

a) Me gustaría vender a mi hija como esclava, tal y como se menciona en Éxodo, 21:7, pero, en los tiempos que vivimos, ¿qué precio piensa que sería el más adecuado?

b) En el Levítico, 25:44, se establece que puedo poseer esclavos, tanto varones como hembras, mientras sean adquiridos en naciones vecinas. Un amigo mío asegura que esto es aplicable a los mexicanos, pero no a los canadienses. ¿Me podría aclarar este punto? ¿Por qué no puedo poseer canadienses?

c) Sé que no estoy autorizado a tener contacto con ninguna mujer mientras esté en su periodo de impureza menstrual (Lev 20:18). El problema que se me plantea es el siguiente: ¿cómo puedo saber si lo están o no? He intentado preguntarlo, pero muchas mujeres se sienten ofendidas.

d) Tengo un vecino que insiste en trabajar el sábado. En el Éxodo 35:2 se establece claramente que merece la pena de muerte. ¿Estoy moralmente obligado a matarlo yo mismo? ¿Me podría solucionar usted este asunto de alguna manera?

e) En el Levítico 21:18-20 se establece que nadie puede acercarse al altar de Dios si tiene un defecto en la vista. ¿He de confesar que necesito gafas para leer? ¿Mi agudeza visual tiene que ser del 100%? ¿Se puede relajar un poco esta condición?

f) La mayoría de mis amigos (varones) llevan el pelo arreglado y bien cortado, incluso en la zona de las sienes a pesar de que esto esta expresamente prohibido por el Levítico, en su versículo 19:27. ¿Cómo deben ser ajusticiados?

g) Sé gracias al Levítico 11:6-8, que tocar la piel de un cerdo muerto me convierte en impuro. Aun así, ¿puedo continuar jugando a rugby si me pongo guantes?

h) Mi tío posee una granja e incumple lo que se dice en el Levítico 19:19, ya que planta dos cultivos diferentes en el mismo campo, y también lo incumple su mujer, ya que lleva prendas hechas de dos tipos de tejido diferentes (algodón y poliéster). Él, además, se pasa el día maldiciendo y blasfemando.

¿Es realmente necesario llevar a cabo el engorroso procedimiento de reunir a todos los habitantes del pueblo para lapidarlos, según ordena Lev 24:10-16? ¿No podríamos, simplemente, quemarlos vivos en una reunión familiar privada, tal como se hace con la gente que duerme con sus parientes políticos, según se dice en Lev 20:14?

Sé que usted ha estudiado estos asuntos con gran profundidad, así que confío plenamente en su ayuda.

Gracias de nuevo por recordarnos que la palabra de Dios es eterna e inmutable."

No tengo mas que agregar. Solo quizás que me suscribo a las interrogantes expuestas en esa carta. Si alguno de los que se oponen al matrimonio entre personas del mismo sexo fuese tan amable de explicarme esas interrogantes, se lo agradecería.

Es increíble que en un país donde se defiende el hecho constitucional de comprar y portar todo tipo de armas de fuego, sea un completo trauma que dos personas del mismo sexo se casen civilmente. Es importante esa palabra, civil, porque no buscamos la bendición de un hombre en nombre de Dios. Solo queremos que la persona con que decidimos compartir nuestra vida quede totalmente protegida y amparada ante la ley tal como lo están las personas heterosexuales que viven en matrimonio y hasta en concubinato.

Exigimos un derecho civil, no una dádiva. Es un derecho igual al derecho que tienen las mujeres a votar, o igual al derecho que tiene una persona de color a no ser discriminada. Según la biblia las mujeres son ciudadanos de segunda, sin ningún derecho y sin ningún tipo de consideración. Tu, si eres mujer, ¿crees que los homosexuales somos una abominación por lo que dice la biblia? Si es así, entonces considérate un ciudadano de segunda.

En estos momentos de mi vida no quiero casarme. Pero si considero que los derechos civiles deben respetarse. No infringimos ninguna ley, no causamos ningún mal a la sociedad. Nuestro afecto no afecta a nadie. No somos un peligro. Somos seres humanos de valor. No somos una abominación porque considerarlo así, sería negar la grandeza y perfección misma de la creación.

Nuestro afecto, no afecta. El matrimonio es un derecho humano, no un privilegio heterosexual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad

IMPORTANTE: Si tienes alguna duda o pregunta sobre el funcionamiento del blog (acortadores de link, reproductores de video, etc.) no dudes en visitar la sección de ayuda haciendo clic aqui