Lo más reciente

Una pesadilla


Daniel se ajusta la corbata frente al espejo del baño. Tiene la misma sensación de todos los días antes de ir al trabajo. Una mezcla entre disgusto y resignación que lo corroe. Todos los días se pregunta si alguna vez podrá tener la vida que tanto espera.

Hoy no es un buen día para Daniel. Anoche no pudo dormir pensando en todo lo que no le ha dicho a Juan, su mejor amigo. Piensa en todas las veces en la que ha estado a punto de decirse todo y lo ha traicionado el miedo. Pobre Daniel, su vida gira y tiene sentido únicamente para regalarle motivos para sonreír a su mejor amigo.

Daniel comparte las largas horas del trabajo, con los eternos minutos en donde piensa a Juan. Hoy, seguramente saldrá a la hora del almuerzo a comprarle el CD que tanto le gusta a Juan. El CD que Juan prestó a alguno de sus entrañables compañeros de trabajo y el cual perdió. Pero a Daniel no le importa, el simplemente imagina la sonrisa de Juan en el momento en que le entregue su CD favorito.

Ya son las 5:00 de la tarde y la hora de salida se acerca. Daniel está impaciente por encontrarse con Juan. Minutos más tarde ocurre el hecho tan esperado, Daniel le entrega a Juan el tan afanado obsequio, recibiendo un rotundo y seco: “gracias”. Daniel vuelve a sentir ese frío que le recorre la espalda y lo hace sentir extremadamente solo, aun cuando esté acompañado. De nuevo se pregunta el porqué de la actitud de Juan, sobre todo si la situación ya es tan evidente.

Sigue anocheciendo como de costumbre. Ya en el carro, Daniel le pide prestado el celular a Juan para enviar un mensaje, ya que el de él se ha quedado sin saldo. Como ocurre siempre con las cosas del destino, se topa con un mensaje que le rompe el alma en mil pedazos: “Voy llegando, espérame frente al cine gordita”. Ya Daniel sabe el motivo de las evasivas de Juan para verse el sábado con él, tal como era costumbre. La mentira, como un puñal filoso, le llega al corazón partiendo en dos.

El silencio invade a Daniel; quien antes de despedirse, observa directamente los ojos de Juan. Solo logra balbucear un quebrado “hasta mañana” antes de bajarse del carro. Prefiere callarse su dolor y su decepción antes de dejar escapar la tristeza que le envenena. Mientras sube a su apartamento Daniel se pregunta si alguna vez cesará tanto dolor. Gracias a Dios que su mamá y sus hermanos duermen. Al llegar se encierra en su cuarto como otras tantas noches en el pasado. Al borde de su cama solo le queda llorar su tristeza, mientras la mano fría de la soledad le acaricia la espalda.

Son las 6:00 de las mañana. Suena el despertador y Daniel se levanta sobresaltado. Al igual que el sudor en su frente, una lágrima aun recorre aun su rostro. La dulce respiración del ángel semidesnudo que aun duerme a su lado le hace darse cuenta que todo fue una pesadilla. Todo lo que ama se encuentra en esa cama. Y mientras despierta a su ángel con un tierno beso, con angustia piensa si en algún lugar lejano vive el Daniel de sus pesadillas…

… hoy esa angustia se disuelve en el desayuno de Daniel, y la luz de la más hermosa sonrisa le recuerda que todo fue solo una pesadilla…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Peliculas Gay Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema: Bim. Con la tecnología de Blogger.