Lo más reciente

Sin acritud. Primera Parte.

carita_triste-7120Creo que los malos entendidos, los rencores, enemistades, odios y mala vibra que nos encontramos o nos pasan en la vida es por no hablar. Dice el dicho que hablando se entiende la gente, creo que es verdad. No se los demás, pero por lo menos yo, cuando la gente discute conmigo, o dice algo que me molesta o me hiere, casi siempre (dependiendo del contexto) tiendo a cerrarme, aunque al final de todo me de cuenta que no tengo la razón.

Esta entrada es para decir un poco, lo que no dije en muchos momentos en los que me he cerrado y no le he expresado a la otra parte lo que siento. Si, ese es el secreto de todo esto. Aun cuando estemos muy enojados, debemos tener la entereza y el valor de decirle al otro lo que pensamos y por sobre todo lo que sentimos con aquello que nos dijo (o no nos dijo), lo que hizo o lo que nos hizo sentir. Todo esto lo hago sin acritud.

Empecemos con el mas reciente hecho que me hizo sentir mal. El fin de semana pasado alguien se sintió aludido por una opinión que escribí hace meses sobre un documental llamado “Trapos sucios un documental sobre la homofobia en Venezuela” (pueden ver el post haciendo clic aquí). Siendo sincero lo que mas me molestó fue levantarme temprano en la mañana con un inusual ánimo y optimismo y encontrarme que me armaron un saperoco por twitter mientras yo dormía por algo que, no solo era mi opinión, sino que los gays que VIVEN actualmente en Venezuela saben como es realmente la situación para con nosotros en este país.

La persona en cuestión me dijo algunas cosas como estas:

“Acabo de leer tu publicación acerca del documental. Respeto tu opinion, más no juzgues sin saber, porque yo SI fui discriminado. Veo que tu realidad es otra, pero la mia fue muy distinta, a mi la policia sin tener sexo en PUBLICO me siguió. Además de ser... ser discriminado en mi trabajo como contador por mi orientación. Me contenta por ti que Vzla sea una gran país. Para mi no lo fue. y no todos somos chanceros ni estamos en foros gays ni tenemos sexo en público. Me he sabido ganar el respeto de los demás en fin,no es un descague,como dije es tu opinion, pero no generalices. No me metas en el mismo saco q metes a todos en tu post.”

Bueno, como primera aclaratoria no recuerdo haber mencionado a nadie en particular en ese post por lo que no estoy metiendo a nadie en ningún saco. Hablé de forma muy general sobre un documental que consideré que no decía la verdad. Ahora, si esta persona aparecía en ese documental, el problema no es mío, el problema es de el al suscribir cosas que no son ciertas del todo. Es algo como los comunistas. Si alguien dice que es comunista, quiere decir que apoya los asesinatos de más de 80 millones de personas por lo que si digo que los comunistas son unos asesinos y alguien se siente aludido, no es mi culpa, es culpa de la persona que se autoproclamó comunista. Como lo dije también, una verdad a medias es una mentira completa.

Otra cosa. Nunca he dicho que Venezuela sea un gran país, en realidad el que visita mi blog sabe que soy el crítico número uno de este país. Los chaburros multinick me han llamado hasta apátrida por señalar la cagada de país en que vivo. Pero cuando salen unos tipos chillones en un documental diciendo que escaparon del terror y la opresión en la que vivían en Venezuela por ser gays no me queda más que primero cagarme de la risa y segundo, dar mi opinión al respecto. Además, Einstein decía: “Cuando hables con la verdad, hazlo con sencillez, la elegancia, déjasela al sastre.”

Todos los venezolanos que me visitan (por lo menos los que viven aquí) saben que en este país en líneas generales, no hay una discriminación campante más allá de la que hay en cualquiera de nuestros países latinoamericanos con sus contadas excepciones. Cualquier caraqueño puede ir al Centro de Arte La Estancia (es una especie de parque perteneciente a la empresa estatal Petróleos de Venezuela) y puede ver como hay parejitas del mismo sexo sentadas en la grama muy cerquita, besándose y tomándose de las manos (a la vista de todos y aun cuando es un sitio administrado por un ente chaburro). Cualquier caraqueño puede visitar el Centro Comercial El Recreo o el Centro Comercial San Ignacio y puede constatar como hay decenas de chamos gays, expresando abiertamente su femineidad. Cualquier caraqueño que pase frecuentemente por la Plaza Altamira o la Plaza la Castellana (la que está cerca del McDonals) habrá podido ver a jóvenes gays besándose sin que un policía los haya agredido, o matraqueado por el hecho de ser gays.

Cualquier gay en este país sabe que los baños públicos en centros comerciales y locales de comida rápida son utilizados libremente para el chanceo y el sexo express. Y si eso “pasa en todos los países”, entonces no es tanta la discriminación porque eso AQUI también pasa. ¿En que país con discriminación hacia los homosexuales como Irán o Uganda podrían existir “Saunas” en donde los hombres van a tener sexo no con uno, sino con varios desconocidos? ¿Que si muchas veces son matraqueados por los vigilantes de los centros comerciales y amenazados por la policía cuando los encuentran en actitud sospechosa en los baños? Si, es totalmente cierto. Ahora queda en la conciencia de cada quién saber si los baños públicos son para mear o cagar o son para mamar guevo.

Una de las cosas que mas me molesta Enfadado es que me digan que “vivo en las sombras” por el simple hecho de no ser una loca. Que un cuarentón peludo de 120 kilos se haga perturbadoras fotos vestido como un subnormal sobre un balón de ejercicios y las publique en flickr no significa que es más feliz o superior moralmente que centenares de jóvenes y adultos que por las razones que fuesen, vivimos nuestra sexualidad de forma privada. Para alguien que exige tanto respeto, es deplorable ver como en repetidos tuits manifiesta su tristeza y “pena” por los que tienen que vivir en el “closet”. Creo que no hay mayor manifestación de desprecio a otro ser humano cuando le dices que le tienes “lástima” por ser como Dios y el mismo decidieron que fuera sin tomar en cuenta sus circunstancias.

Este es un país como cualquier otro de Latinoamérica. Desgraciadamente si ven a un hombre muy amanerado en la calle, mucha gente se le quedará viendo y mucha otra gente más se reirá de ellos. Pero si sales disfrazado de superman, de hombre mono o de Darth Vader, la gente también se te quedará viéndo y muchos se reirán, porque es una reacción humana natural a lo que no se conoce y temen. Ah, y si eres muy gordo también te verán o si eres muy flaco, o muy blanco o muy negro, o muy feo o muy bello. Te verán si eres diferente, así de simple.

Esta persona también hacía mención en el “trato discriminatorio” de las empresas cuando te exigen hacerte exámenes médicos antes de contratarte. Eso no es para averiguar si eres gay o tienes VIH. Es para saber si estás ENFERMO (sea cáncer, sida, hemorroides, o un quiste en el páncreas) , si estás embarazado o si te metes perico. Y si, es discriminatorio, pero tiene su origen en las leyes laborales venezolanas que actualmente prácticamente orillan a las empresas a tomar estas medidas. Es comprensible que alguien que ya no viva en Venezuela se dedique a lloriquear las veces que la PM lo matraqueo en la puerta de un motel y no a leer la Ley Orgánica del Trabajo y la LOPSIMAT y enterarse de lo jodido que es emplear y ser empleado en este país.

Otra cosa. A mi nunca me han preguntado en una entrevista de trabajo si soy gay . Me preguntan si tengo “pareja”, mas nunca me han preguntado: “usted es homosexual”. Y eso que yo como contador público y como auditor tengo que ir a buscar empleo en traje y corbata (además que creo que me vería fatal en un vestido tipo coctel o en uno con lentejuelas, por lo de las piernas velludas digo Ruborizado) así que no creo que no me pregunten eso porque sea algo evidente. Tampoco soy un “foco fijo” Sabelotodo  gay que llega a los sitios diciendo: “¿Usted sabe que soy gay? ¿Usted a visto a mi novio? Esunmuchachomuybonitoybienportadoquevisteunafranelablancaconjeandesgastadoszapatosdeportivostienelindasonrisaojosysonañores.” (para saber a que me refiero con lo de “focofijo” hacer clic aquí).

Con respecto al matraqueo. Primero, la PM ya no existe y no matraqueaban solamente a los gays, sino a todo aquel que fuera susceptible al matraqueo (o sea, a TODO el fucking mundo). Aquí te matraquean si es 15 o 30 hasta por sacarte los mocos mientras manejas, y no precisamente porque seas gay. Es la cultura de viveza criolla inherente al verguenzolano. El verguenzolano promedio siempre está en la búsqueda de un rebusque, un guiso, y siempre anda buscando al pendejo que sale a la calle. Ah, si vienen a Venezuela y les dan unos tiros (Dios no lo quiera) no los están matando por maricones, los están matando para robarlos (o simplemente porque le dio nota al malandro).

Ah, otra cosa. El que esté saliendo de un hotel (dije hotel, no baño público, escaleras de emergencia o estacionamiento) acompañado de otro ADULTO y se deje matraquear, es bien CONEJO, porque NO hay (ni hubo) ninguna ley en este país que penalice el sexo consentido entre ADULTOS del mismo género en un lugar privado (como lo es un hotel). Claro, si eres un prostituto-transformista y estás ejerciendo la prostitución en un lugar público, eso si está tipificado como delito, por lo que lo más probable es que te detendrán, te quitarán todo el dinero que tengas encima, te cogerán (por el culo y por la boca repetidas veces) y te soltarán al día siguiente (en el mejor de los casos). Es una práctica deplorable por parte de las autoridades, porque esos son seres humanos y no creo que se prostituyan porque quieren sino que lamentablemente en este país las oportunidades escasean para todos.

Como ya lo dije, el que se fue de aquí lo hizo buscando mejores oportunidades de vida, en países más decentes, mas desarrollados con mas oportunidades y no por huir del “terror y la opresión por ser gay”. Yo casi estuve montado en ese autobus (de emigrar). Estaba (y estoy) cansado de este muladar de país sin esperanza.

La desgracia de este país y del mundo en general, es que muchas veces los homosexuales nos topamos cara a cara con el terror y la opresión y no porque nos lo conseguimos en la calle a manos de desconocidos, sino porque lo hayamos en nuestros propios hogares, a manos de las personas que mas amamos. Nuestra propia familia.

Fin de la primera parte.

PD: se aceptan comentarios pero sin acritud, por favor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Peliculas Gay Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema: Bim. Con la tecnología de Blogger.